ÉTICA DE LA LIBERACIÓN

Por JOSE LUIS REBELLATO
Sendas y Travesías del Pensamiento

Junto con él, pensamos que la encrucijada desde la perspectiva del movimiento popular está muy ligada al desarrollo de su autonomía, a su capacidad de encontrar caminos propios y eficaces para dar respuesta a las demandas y necesidades, a su capacidad de generar poder y desarrollar una verdadera participación. Quienes apuestan al desarrollo del poder del polo social, deben encontrar formas propositivas frente a un discurso y a una práctica que desconoce la autonomía y la participación popular.
Ética, política y educación son las tres dimensiones fundamentales de los procesos de construcción de poder: la educación es política y está siempre sostenida por una opción ética; la política desempeña un papel educativo, en tanto actúa sobre las conciencias, impulsando determinados valores éticos y bloqueando otros; la ética no puede permanecer en el plano de la abstracción, sino que se concreta en formas de acción política y desarrolla procesos de aprendizaje y desaprendizaje.